10 Datos sobre el cáncer de mama que toda mujer debe conocer | Alcance

10 Datos sobre el cáncer de mama que toda mujer debe conocer

El cáncer de mama es el cáncer que más afecta a las mujeres y en un porcentaje menor también a los hombres, con millones de pacientes afectados cada año en todo el mundo.

La mayor precisión de los métodos diagnósticos y las nuevas terapias que permiten vivir mas y mejor significan grandes avances para erradicar esta enfermedad. La prevención continúa siendo uno de los pilares más fuertes y necesarios de la lucha contra el cáncer de mama.

Te contamos diez cosas que deberías saber sobre este tipo de cáncer.

1. ¿Qué es el cáncer de mama?

Los órganos están formados por células se dividen y van reemplazando a las envejecidas. Cuando este proceso se altera, puede producirse una división incontrolada que da lugar a la aparición de un tumor o nódulo. Éstas formaciones pueden ser benignas, cuando no afectan el tejido que las rodea. Los tumores malignos son células sin control y además capaces de destruir tejidos y órganos cercanos.

2. ¿Cuáles son sus síntomas más comunes?

En sus fases iniciales el cáncer de mama suele ser asintomático. Es posteriormente cuando puede manifestarse de varias formas, por ejemplo en la presencia de un nódulo palpable, que doloroso o no, es el síntoma más común de esta enfermedad. Con el avance puede manifestarse en irregularidades en el contorno de la mama, retracción del pezón o alteraciones en la piel como el enrojecimiento.

3. ¿Cuáles son los principales factores de riesgo?

Son varios los factores de riesgo que se relacionan con el cáncer de mama, entre ellos se encuentra la edad, la mayor incidencia se ubica entre los 40 y 60 años. Los factores hormonales, la menopausia tardía o la ausencia de embarazo también pueden afectar las probabilidades de desarrollarlo. Tanto los antecedentes familiares como los hábitos de vida que una mujer adquiere pueden ser factores de riesgo.

4. El historial familiar cuenta pero no lo es todo.

Si un familiar como una hermana, madre o hija fue diagnosticada, el riesgo de desarrollarlo se duplica. Una vez dicho esto, sólo el 10% de los casos de cáncer de mama son hereditarios, o sea, causados por genes anormales transmitidos de madre a hija.

5. ¿Las masas en las mamas son un síntoma definitivo de cáncer?

No necesariamente, sólo entre el 10 y el 15% de las masas que se palpan en las mamas llegan a ser cáncer. Normalmente éstas se clasifican como benignas, pero es importante consultar con un profesional médico ante cada cambio, realizar el auto examen mensual la revisión médica correspondiente.

6. La densidad del tejido mamario importa.

Si el tejido mamario es de mayor densidad, puede aumentar hasta seis veces el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Ante este caso es recomendable consultar con un médico ya que es posible que sea recomendable realizar algún otro estudio además de la mamografía, como puede ser una resonancia magnética o una ecografía.

7. ¿La biopsia acelera el cáncer?

Este tipo de intervenciones se practican con métodos muy seguros para evitar que las células cancerígenas se extiendan a tejidos sanos. Es por esto que la posibilidad de que una operación propague la enfermedad a otras partes del cuerpo es muy baja.

8. ¿La lactancia materna protege del cáncer de mama?

Sí. Luego del parto, la lactancia es una forma muy eficaz de reducir las posibilidades de desarrollar esta enfermedad. Este efecto se genera si la lactancia se mantiene durante al menos un año.

9. Conocer tu cuerpo te mantendrá saludable.

Sin importar la edad o el historial de cáncer de mama es fundamental que cada mujer conozca su cuerpo. Se recomienda realizar el autoexamen de control mensualmente, y el seguimiento correspondiente con tu médico para detectar cualquier irregularidad.

10. ¿Cómo mejorar la prevención?

Es posible minimizar el riesgo de un diagnóstico de cáncer siguiendo hábitos saludables, realizando actividad física regularmente, llevando una dieta baja en grasas saturadas y rica en fibras, además de controlar el consumo de alcohol y tabaco.

Cuanta más información tengamos de esta enfermedad más fácil reconocerla y lograr un diagnóstico oportuno. Siendo detectados en las etapas tempranas más del 90% de los casos pueden ser tratados exitosamente.