Apendicitis | Alcance

Apendicitis

La apendicitis es la inflamación del apéndice, un tubo cerrado de tejido que se encuentra unido al intestino largo en la parte inferior derecha del abdomen. La inflamación ocurre cuando el apéndice se infecta.

Síntomas:

Para detectar una apendicitis debe poder reconocerse  los síntomas que el cuerpo presenta. Dolor alrededor del ombligo es el más común. Al dolor generalizado de la zona abdominal se puede sumar la dificultad al momento de movilizar el intestino, escalofríos, fiebre mayor 38 ºC,  mareos, vómitos, pérdida de apetito, diarrea o estreñimiento, gases e inflamaciones.

Operación y riesgos:

La apendicetomía es la técnica quirúrgica por la cual se extrae el apéndice y existen dos formas de realizarla.  Mediante laparoscopia, donde  se ejecutan incisiones en el abdomen y se insertan los instrumentos para extraer el apéndice. O mediante laparotomía, donde  la incisión es mayor y se realiza paralela a la ingle en la parte derecha inferior del abdomen, con igual fin que la primera. Ambas son bajo anestesia general.  Los riesgos de cualquier intervención bajo anestesia general pueden ser problemas respiratorios, hemorragias y/o infecciones.

Recuperación:

La recuperación completa tarda un mes.  La hospitalización, por lo general, dura entre 2 a 6 días bajo indicaciones médicas. Si se opera el apéndice bajo la laparoscópica, el tiempo de recuperación es con observación médica, pero en un período relativamente corto (dos o tres días). Si el apéndice está perforado antes de la intervención, se realiza una cirugía abierta para evitar que la infección se propague y el tiempo de hospitalización se prolonga hasta una semana.

Regresando al hogar, la alimentación es fundamental para una correcta recuperación. Debe ser sana y de calidad para que los intestinos y el colon se mantengan limpios y en correcto funcionamiento. Para eliminar por completo las toxinas en el intestino es recomendable evitar el azúcar y las harinas blancas o refinadas, los fritos procesados, embutidos, y lácteos en general (contienen grasa no saludable) por lo menos en los primeros tres meses post operación. Beber agua diariamente se debe hacer desde el inicio de la recuperación, para hacer funcionar los riñones.  Los alimentos recomendados para cuidar el apéndice incluyen todos los vegetales, caldos de verduras, té verde y frutas cítricas.

En cuanto a la movilidad es recomendable no realizar esfuerzos exagerados, pero sí ayuda a la recuperación una caminata diaria lenta y suave. Después de tres meses, se puede empezar  a realizar actividades físicas normales.

Descansar, evitar estrés, estar relajado son otros consejos deseables para una recuperación post operatoria correcta.

Si durante la recuperación, aparecen síntomas de fiebre, vómitos o mareos, se debe acudir al médico.