Tiempo de Lectura: 2 minutos

La cura para el COVID-19 no se inventó aún, si bien la ciencia realiza constantes esfuerzos a nivel mundial para encontrar una vacuna o un medicamento que pueda poner fin a la pandemia. Todavía resta mucho por saber sobre cómo curar y tratar esta enfermedad, pero hay una serie de medidas que uno podría tomar para prepararse en caso de que alguien se enferme en casa con el fin de aliviar los síntomas y procurar mejorarse.

Se aconseja, en principio, asegurarse de tener un suministro de los medicamentos recetados que la persona ingiere de forma regular para por lo menos 30 días, y también verificar que cuenta con un botiquín de primeros auxilios bien abastecido. Éste debe almacenarse de forma segura y, por ende, no debe estar expuesto a la humedad porque podría afectar lo que contiene dentro. A su vez, hay que asegurarse que no esté al alcance de los niños. 

He aquí una serie de recomendaciones elaboradas por médicos y farmacéuticos acerca de qué debe contener ese botiquín de primeros auxilios. 

  • Termómetros: el motivo es que la fiebre es uno de los síntomas principales del coronavirus. Si tenés uno solo y funciona a batería o pilas cárgalo o compra pilas adicionales. Si tenés dos, toma tu temperatura en ambos ya que no son infalibles. Recordá desinfectarlos con alcohol. Si debes comprar uno, tené en cuenta que los lectores orales son mejores que los de oído y frente.
  • Oxímetros de pulso: consiste en un dispositivo portátil con forma de clip que mide los niveles de oxígeno de tu torrente sanguíneo. Las lecturas normales varían de 95 a 100 por ciento. Un nivel por debajo de 90 es considerado bajo. Será útil tener en cuenta estos datos porque los niveles de oxígeno en sangre disminuyen entre los pacientes que cursan una neumonía antes de manifestar síntomas graves. En caso de no contar con este instrumento, escucha a tu cuerpo. Si notas dificultades para respirar o falta de aliento, o toses más de lo común, llama a tu médico.
  • Antipiréticos y analgésicos: Reducirán la fiebre, y pueden ser usados para tratar síntomas incómodos como dolor de cabeza, malestar y escalofríos. Te recomendamos consultar con tu médico sobre qué medicamentos podés conseguir.

Si bien hubo controversia sobre si era seguro tomar ibuprofeno para este virus, la Organización Mundial de la Salud dijo que no había ninguna investigación que mostrara que la medicina de venta libre no debe ser tomada por pacientes infectados.

  • Remedios de venta libre: existen otras medicinas capaces de mitigar el malestar. Las pastillas para la garganta aliviarán los dolores que surgen por la tos. La miel también funciona para esta dolencia, aunque no es recomendada para niños menores de dos años.

Si bien el coronavirus puede provocar náuseas o diarrea no se aconseja tomar nada para detener las molestias gastrointestinales, porque es una de las formas que el cuerpo elimina la infección. De todos modos, la diarrea puede provocar deshidratación, así que se recomienda hidratarse constantemente para recuperar los minerales.

Por último, recordá siempre que la mejor opción es comunicarte con un médico para que te asesore de forma personalizada.