Conociendo la enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca es una reacción del sistema inmunitario al consumo de gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno, y en cualquier alimento que contenga alguno de estos ingredientes.

Para una persona celíaca, comer gluten desencadena una respuesta inmunitaria en el intestino delgado. Con el tiempo, esta reacción daña el revestimiento del intestino delgado e impide que éste absorba algunos nutrientes.

El revestimiento de los intestinos tiene pequeñas áreas llamadas vellosidades que se proyectan hacia afuera en la abertura del intestino. Estas estructuras ayudan a absorber los nutrientes.

Cuando las personas con enfermedad celíaca consumen alimentos con gluten, su sistema inmunitario reacciona causando daño a las vellosidades intestinales. Debido a ese daño, las vellosidades son incapaces de absorber el hierro, las vitaminas y los nutrientes en forma apropiada. En consecuencia, pueden presentarse una serie de síntomas y problemas de salud.

Esta enfermedad se puede manifestar en cualquier momento de la vida desde la lactancia hasta la adultez avanzada.

Síntomas

Los síntomas pueden ser diferentes en unas personas u otras y esto puede dificultar el diagnóstico. Por ejemplo, una persona puede presentar estreñimiento, una segunda puede tener diarrea y una tercera puede no presentar ningún problema con las deposiciones.

Algunos de los síntomas que pueden presentarse son:

  • Diarrea
  • Fatiga
  • Pérdida de peso
  • Hinchazón y gases
  • Dolor abdominal
  • Náuseas y vómitos
  • Estreñimiento
  • Anemia, generalmente por deficiencia de hierro
  • Pérdida de densidad ósea o reblandecimiento óseo
  • Erupción cutánea con picazón y ampollas
  • Úlceras en la boca
  • Dolores de cabeza
  • Dolor articular
  • Daño del esmalte dental
  • Irritabilidad

Como mencionamos anteriormente, una persona puede tener uno o más síntomas y ser distintos a los de otra persona.

Tratamiento

No existe cura para la enfermedad celíaca, pero para la mayoría de las personas, seguir una dieta estricta sin gluten puede ayudar a controlar los síntomas y promover la curación intestinal.

¿Qué puede pasar si no se trata o no se alimenta correctamente?

  • Desnutrición. Esto ocurre si el intestino delgado no puede absorber suficientes nutrientes.
  • Debilitamiento de los huesos. La absorción insuficiente del calcio y la vitamina D puede llevar a un reblandecimiento del hueso los niños y a una pérdida de densidad ósea en los adultos.
  • Infertilidad y aborto espontáneo. La absorción insuficiente del calcio y la vitamina D puede contribuir con los problemas reproductivos.
  • Intolerancia a la lactosa. El daño en el intestino delgado podría causarte dolor abdominal y diarrea después de comer o beber productos lácteos que contengan lactosa. Una vez que el intestino haya sanado, podrías ser capaz de tolerar los productos lácteos de nuevo.
  • Cáncer. Las personas con enfermedad celíaca que no mantienen una dieta libre de gluten tienen un mayor riesgo de padecer varias formas de cáncer, incluido el linfoma intestinal y el cáncer del intestino delgado.
  • Problemas del sistema nervioso. Algunas personas con enfermedad celíaca pueden presentar problemas como convulsiones o una enfermedad de los nervios de las manos y los pies.

Una dieta estricta, libre de gluten para toda la vida, es la única manera de controlar la enfermedad celíaca. Un dietista especializado puede ayudarte a planear una dieta saludable sin gluten.