Las enfermedades del corazón no solo son una de las principales causas de muerte alrededor del mundo. También son una causa importante de discapacidad. Existen muchas cosas que pueden aumentar el riesgo de sufrir una enfermedad del corazón. Algunos de estos factores se pueden controlar:

Factores de riesgo

  • Edad: El riesgo de enfermedades del corazón sube a medida que uno envejece. Los hombres de 45 años o más y las mujeres de 55 años o más tienen un mayor riesgo.
  • Sexo: Algunos factores de riesgo pueden afectar de manera diferente a las mujeres comparados con los hombres. Por ejemplo, el estrógeno brinda a las mujeres cierta protección, pero la diabetes aumenta más el riesgo de enfermedades del corazón en las mujeres que en los hombres.
  • Raza o etnia: Ciertos grupos tienen mayores riesgos que otros. Los afrodescendientes son más propensos que los blancos a tener enfermedades del corazón, mientras que los hispanos son menos propensos a sufrirlas. Algunos grupos asiáticos, como los asiáticos del este, tienen tasas más bajas, pero los asiáticos del sur tienen tasas más altas.
  • Antecedentes: Se tiene un mayor riesgo si existe un familiar cercano que tuvo una enfermedad cardíaca a una edad temprana.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de una enfermedad cardíaca?

  • Controlar la presión arterial: La presión arterial alta (hipertensión) es un importante factor de riesgo para las enfermedades del corazón. Se recomienda entonces, que sea revisada regularmente, al menos una vez al año para la mayoría de los adultos, y más a menudo si se tiene presión arterial alta.

  • Mantener los niveles de colesterol y triglicéridos bajo control: Los altos niveles de colesterol pueden obstruir las arterias y aumentar el riesgo de enfermedad coronaria y ataque al corazón. Cambios en el estilo de vida y los medicamentos (si son necesarios) pueden bajar el colesterol. Los altos niveles de triglicéridos en la sangre también pueden aumentar el riesgo de enfermedad coronaria, especialmente en mujeres.
  • Mantener un peso saludable: Tener sobrepeso u obesidad puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Esto es porque están vinculados a otros factores de riesgo de enfermedad del corazón, incluyendo elevados niveles de colesterol y triglicéridos, presión arterial alta y diabetes.
  • Alimentarse con una dieta saludable: Tratar de limitar las grasas saturadas, los alimentos ricos en sodio y azúcares agregados. Comer mucha fruta fresca, verduras y granos enteros.
  • Hacer ejercicio regularmente: El ejercicio tiene muchos beneficios, fortalece el corazón y mejorar la circulación. También puede ayudar a mantener un peso saludable y bajar el colesterol y la presión arterial. Todo esto puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón
  • Limitar el alcohol: Beber demasiado alcohol puede aumentar la presión arterial y añadir calorías adicionales, lo que puede también  causar aumento de peso.
  • Evitar fumar: El cigarro eleva la presión arterial y pone en mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.
  • Controlar el estrés: El estrés está vinculado a las enfermedades del corazón de varias maneras. Algunas formas de ayudar a controlarlo incluyen hacer ejercicio, escuchar música, enfocarse en algo tranquilo o sereno y meditar.

  • Controlar la diabetes: Tener diabetes duplica el riesgo de enfermedad cardíaca diabética. Esto se debe a que, con el tiempo, el alto nivel de azúcar en la sangre por la diabetes puede dañar los vasos sanguíneos y los nervios que controlan el corazón y los vasos sanguíneos.
  • Dormir: Si no se duerme lo suficiente, aumenta el riesgo de hipertensión, obesidad y diabetes. Estas tres afecciones pueden aumentar su riesgo de enfermedades del corazón.