Cuando ocurre una apendicitis | Alcance

Cuando ocurre una apendicitis

El apéndice es un órgano pequeño, en forma de tubo, unido a la primera parte del intestino grueso. Está ubicado en la parte inferior derecha del abdomen y no tiene ninguna función conocida. La apendicitis es causada por un bloqueo en el interior del apéndice. Este bloqueo provoca un aumento de la presión, problemas con el flujo de la sangre e inflamación.

La apendicitis es una causa muy común de cirugía de emergencia. El problema casi siempre ocurre cuando el apéndice resulta bloqueado por heces, un cuerpo extraño, un tumor o, en ocasiones poco frecuentes, un parásito.

Síntomas:

  • Escalofríos y temblores
  • Heces duras
  • Diarrea
  • Fiebre
  • Náuseas y vómitos

Luego de la operación

  • Al principio, evitá las actividades extenuantes. Si la apendicectomía se hizo por vía laparoscópica, limita tu actividad durante tres a cinco días. Si te hicieron una apendicectomía abierta, limitá tu actividad durante 10 a 14 días. Preguntale siempre a tu médico sobre las limitaciones de tu actividad y cuándo podés reanudar las actividades normales después de la cirugía.
  • Sostené tu abdomen cuando tosas. Colocá una almohada sobre el abdomen y aplica presión antes de toser, reír o moverte para ayudar a reducir el dolor.
  • Llamá al médico si los analgésicos no ayudan a reducir el dolor. Sentir dolor causa más estrés a tu cuerpo y retrasa el proceso de curación. Si continuás sintiendo dolor a pesar de tomar los analgésicos, llamá al médico.
  • Movete cuando estés listo. Comenzá lentamente y aumentá tu actividad a medida que puedas. Empezá con caminatas cortas.
  • Dormí cuando te sientas cansado. A medida que tu cuerpo se cura, es posible que tengas más sueño que lo normal. Tomalo con calma y descansá cuando lo necesites.
  • Analizá con tu médico tu regreso al trabajo o a la escuela. Podés regresar al trabajo cuando sientas que estás listo. Es posible que los niños puedan regresar a la escuela en menos de una semana después de la cirugía. Deben esperar de dos a cuatro semanas para reanudar la actividad intensa, como las clases de gimnasia o los deportes.