Cuidado de una herida quirúrgica | Alcance

Cuidado de una herida quirúrgica

Una herida quirúrgica es un corte a través de la piel hecho durante una cirugía.

Para cerrar la incisión, el médico utiliza uno de los siguientes elementos:

  • Puntos (suturas)
  • Ganchos
  • Grapas
  • Pegamento para la piel

El cuidado adecuado de la herida puede ayudar a prevenir la infección y reducir la cicatrización a medida que la herida quirúrgica sana.

 

Luego de la intervención, probablemente se coloque un vendaje. Este se utiliza para:

  • Proteger la herida de los microbios
  • Reducir el riesgo de infección
  • Cubrir la herida para que las suturas o las grapas no se enreden en la ropa
  • Proteger la zona mientras sana
  • Absorber cualquier líquido que se filtre de la herida

 

Es importante evitar usar ropa apretada que roce contra la incisión mientras está sanando.

El médico indicará cada cuánto se debe cambiar el vendaje. Probablemente, también dará instrucciones específicas sobre cómo cambiarlo.

 

Al cambiar el vendaje es necesario:

  • Lavarse las manos antes y después de hacerlo.
  • Evitar el uso de lociones y cremas que no hayan sido indicadas.
  • Seguir los pasos dados por el médico para el lavado de la herida.
  • Evitar que la herida se moje al bañarse.