Cuidados después de una cirugía abdominal | Alcance

Cuidados después de una cirugía abdominal

Tras una cirugía de abdomen, es posible que el paciente tenga que pasar un día internado antes de volver a su casa, dependiendo de las observaciones que cada médico considere necesarias.

Al regresar a su hogar, debe seguir con determinados cuidados post operatorios, que por lo general no suelen ser muy complicados y el paciente puede realizar por sí solo.

El tiempo que tarda la recuperación de cada paciente está directamente conectado con el estado físico de la persona antes de entrar a la sala de cirugías, por ejemplo, no será lo mismo hablar de un paciente que realiza ejercicios físicos diariamente que de alguien completamente sedentario, pues para los procesos de recuperación que implican reducir la inflamación y la aparición de coágulos sanguíneos será mejor tener un cuerpo entrenado.

Aunque los procesos a seguir siempre serán diagnosticados por el médico personal, una vez realizada una cirugía de abdomen el primer cuidado que hay que tener es tratar de proteger la zona intervenida de golpes y roces así la inflamación disminuye de manera más rápida. Para ello es probable que el paciente tenga que utilizar una faja durante aproximadamente un mes, sacándola solamente para tomar baños y curar la herida.

Un consejo para este período es hidratar la zona con aceites y cremas que sean recomendadas así la piel no se reseca.

Suele recomendarse la realización de ejercicios que no requieran mucha fuerza abdominal, por ejemplo, una pequeña caminata diaria, que no implique ni mucho tiempo ni mucha distancia pero que agilice y flexibilice al cuerpo.

Es importante que el paciente evite el humo del tabaco, inclusive antes de realizar la intervención. Esto se debe a que el tabaco dificulta la oxigenación y así ralentiza la llegada de nutrientes a la piel y por lo tanto la zona afectada no podría regenerar su tejido lo que provocaría que la herida no llegue a cicatrizar.

En cuanto a la alimentación, se debe llevar una dieta sana, que no constipe el organismo ya que de lo contrario implicaría realizar fuerza abdominal a la hora de evacuar. No obstante, también se recomienda ingerir pequeñas cantidades de comidas varias veces al día ya que de esta forma se evita la tensión en el abdomen.