Fractura de clavícula

La clavícula es un hueso largo, delgado entre la parte superior del tórax y el hombro.

 

Una fractura de la clavícula a menudo ocurre por:

  • Caerse y aterrizar sobre el hombro
  • Detener una caída con el brazo demasiado extendido
  • Accidente en automóvil, motocicleta o bicicleta

 

Una clavícula rota es una lesión frecuente en niños pequeños y adolescentes. Esto se debe a que estos huesos no se endurecen hasta la edad adulta.

 

Los síntomas de una fractura de clavícula son:

  • Dolor en la zona del hueso fracturado
  • Dificultad y dolor para mover el hombro o el brazo
  • Un crujido o ruido de rechinamiento al levantar el brazo
  • Hematomas, hinchazón o una protuberancia en la clavícula
  • Disminución de la sensibilidad o una sensación de hormigueo en el brazo o los dedos de la mano

 

Una buena forma para aliviar los síntomas es aplicar hielo. En el primer día de la lesión, aplicá hielo durante 20 minutos de cada hora mientras estés despierto. Después del primer día, colocá hielo cada 3 a 4 horas durante 20 minutos cada vez, durante 2 días más.

También podés consultar con tu médico por medicamentos analgésicos para disminuir el dolor o la hinchazón.