Un aneurisma cerebral es una protuberancia o dilatación en un vaso sanguíneo en el cerebro. En ocasiones, tiene el aspecto de una cereza que cuelga de un tallo.

Puede presentar una pérdida o una rotura, y causar sangrado en el cerebro (accidente cerebrovascular hemorrágico). A menudo, la rotura de un aneurisma cerebral se produce en la zona entre el cerebro y los tejidos delgados que recubren el cerebro. Esta rotura se convierte en una amenaza para la vida rápidamente y requiere el tratamiento médico inmediato.

La reparación de aneurisma cerebral es una cirugía para corregir un aneurisma. Esto se refiere a una zona débil en la pared de un vaso sanguíneo que hace que éste sobresalga o se abombe y que puede llegar a hacer que estalle (se rompa).

Síntomas de una rotura de aneurisma:

  • Dolor de cabeza repentino y muy intenso
  • Náuseas y vómitos
  • Rigidez en el cuello
  • Visión borrosa o doble
  • Sensibilidad a la luz
  • Convulsiones
  • Caída del párpado
  • Pérdida del conocimiento
  • Confusión

Factores de riesgo de un aneurisma:

  • Edad avanzada
  • Tabaquismo
  • Presión arterial alta (hipertensión)
  • Abuso de drogas, especialmente el uso de cocaína
  • Consumo excesivo de alcohol

Para la recuperación

La recuperación total tardará de 3 a 6 semanas. Pero si se tuvo sangrado del aneurisma, esto puede tomar más tiempo.

Es posible sentirse cansado hasta por 12 semanas o más.

Si se tuvo un accidente cerebrovascular o una lesión cerebral a raíz del sangrado, se puede tener problemas permanentes como problemas del habla, dificultad para pensar, debilidad muscular o entumecimiento.

Los problemas con la memoria son comunes, pero pueden mejorar.

Es posible sentirse mareado o confundido o el habla puede no ser normal después de la cirugía. Si no se tuvo ningún sangrado, estos problemas deben mejorar pronto.

Es importante planear con anticipación para tener ayuda en casa durante la recuperación.

Seguir un estilo de vida saludable, por ejemplo:

  • Mantener bajo control la presión arterial. Asegurarse de tomar los medicamentos que su proveedor le recetó.
  • Evitar fumar
  • Preguntar al médico si está bien reiniciar cualquier actividad.
  • Tomar el medicamento anticonvulsivo si han recetado alguno. Es probable que transfieran al paciente a un fisioterapeuta o un terapeuta ocupacional para que lo ayuden a recuperarse de cualquier daño cerebral.
  • Si el médico introdujo un catéter a través de la ingle (cirugía endovascular), está bien caminar distancias cortas en una superficie plana. Limitar la subida y bajada de escaleras a alrededor de 2 veces al día por 2 a 3 días.
  • El médico indicará dirá cuándo se debe cambiar el apósito.
  • Evitar bañarse en la bañera ni nadar durante 1 semana.
  • Es importante seguir a pie de letra todas las indicaciones que dé el médico y consultar ante la mínima duda.