¿Para qué se usa una Laparoscopía?

Una laparoscopia es un tipo de cirugía muy común cuando se trabaja en el abdomen. La cirugía laparoscópica utiliza un tubo delgado llamado laparoscopio, que se inserta en el abdomen a través de una incisión pequeña. El tubo tiene una cámara conectada que envía imágenes a un monitor de video. Esto permite que un cirujano vea el interior del cuerpo sin causarle lesiones importantes al paciente.

 

La laparoscopía se conoce como cirugía mínimamente invasiva. Permite que el tiempo que una persona tiene que pasar en el hospital sea más corto, una recuperación más rápida, menos dolor y cicatrices más pequeñas que con la cirugía tradicional.

 

Cuándo se usa:

  • Tumores y otras protuberancias como fibromas
  • Obstrucciones
  • Sangrado sin motivo aparente
  • Infecciones
  • Extraer un embarazo ectópico
  • Hacer una histerectomía
  • Hacer una ligadura de trompas
  • Tratar la incontinencia urinaria
  • Quistes ováricos
  • Endometriosis
  • Prolapso pélvico

 

Es posible que el médico indique una laparoscopía en los siguientes casos:

Dolor de abdomen o pelvis fuerte o crónico

Bulto en el abdomen

Cáncer abdominal.

Mujeres con períodos menstruales más pesados de lo normal.

Mujeres que quieren un método anticonceptivo quirúrgico

Es una mujer que tiene dificultad para quedar embarazada. La laparoscopía se puede usar para detectar obstrucciones en las trompas de Falopio y problemas que pueden afectar la fertilidad.