¿Qué debemos saber sobre el test del coronavirus? | Alcance

¿Qué debemos saber sobre el test del coronavirus?

Si sospechamos de un caso de COVID-19, hay que llamar al prestador de salud. El protocolo establece que pueden llamar las personas que tengan fiebre mayor a 37°C o síntomas de infección respiratoria aguda alta o baja, pérdida del olfato y diarrea. No es necesario haber estado en contacto con alguien con COVID-19 porque el virus y está en la comunidad.

Al llegar, el personal de salud y el paciente deben tener los cuidados correspondientes. El paciente usar tapabocas hasta el momento del examen y el personal de salud tiene túnica, guantes dobles y tapabocas quirúrgicos. Se extraen dos muestras: una de la garganta y otra de la nariz. El hisopo en la fosa nasal debe llegar hasta la parte superior de la faringe y es un poco molesto. Sin embargo, es el que tiene mayor eficacia.

Los Hisopados, PCR, test de anticuerpos y pruebas de antígeno son términos que se repiten a diario. Están en boca tanto de quienes forman parte del sistema de salud como de quien los escuchó por primera vez en el marco de la actual pandemia por coronavirus. Pero ¿en qué se diferencian estos procedimientos?

PCR

Las pruebas de reacción en cadena de la polimerasa, conocidas como PCR, son las pruebas más comunes y precisas para determinar si alguien está infectado actualmente con el nuevo coronavirus. La “Reacción en Cadena de la Polimerasa”, es una prueba de diagnóstico que permite detectar un fragmento del material genético de un patógeno. En la pandemia de coronavirus, como en tantas otras crisis de salud pública relacionadas con enfermedades infecciosas, se está utilizando para determinar si una persona está infectada o no con coronavirus.

La muestra de este examen se obtiene a través de un hisopado nasofaríngeo que detecta la presencia o ausencia del virus. Su utilidad es confirmar el diagnóstico de enfermedad COVID-19.

¿Cómo funciona? El hisopo con la muestra se almacena en un tubo o vial estéril y luego se envía a un laboratorio que tiene acceso a un kit de prueba. Allí, técnicos de laboratorio capacitados extraen cualquier información genética de la muestra. El material genético purificado se mezcla con materiales, incluidos algunos derivados del propio coronavirus, que se conocen como reactivos.

Test de anticuerpos

Las pruebas de anticuerpos, también conocidas como pruebas de serología, no detectan el virus en sí. En cambio, detectan si alguien tiene los anticuerpos en su sistema inmunitario para combatir el nuevo coronavirus.

Estos tests se realizan en una muestra de sangre, de un pinchazo en el dedo o tomado de una vena. El objetivo de esta prueba es encontrar el anticuerpo que se aplica específicamente al nuevo coronavirus que causa COVID-19.

Los tests de anticuerpos generalmente no se usan para el diagnóstico, sino para dar una idea de cuán ampliamente se ha propagado el virus en una población. Dado que las pruebas de PCR eran escasas en las primeras semanas del brote de coronavirus, una prueba de anticuerpos más amplia nos ayudaría a saber cuántas personas se recuperaron del coronavirus, posiblemente sin siquiera saber que estaban infectadas.

Pruebas de antígeno

Las pruebas de antígeno son una forma rápida y fácil de buscar un antígeno específico, un término para cualquier sustancia extraña, como un virus o una bacteria. Las pruebas de antígeno para la gripe o la faringitis estreptocócica, por ejemplo, se pueden realizar en el consultorio de un médico sin equipo costoso y dan resultados en minutos.

En una prueba de antígeno de coronavirus, se coloca una muestra corporal, como un hisopo de garganta, en una tira especialmente tratada, que luego usa un color o marcador para indicar si el nuevo coronavirus está presente.

La prueba de antígeno funciona buscando una parte única del nuevo coronavirus, como una proteína específica en uno de sus picos “corona” del mismo nombre. Si esa proteína específica está presente en cantidades detectables, entonces la prueba arroja un resultado positivo. Las pruebas de antígeno podrían proporcionar respuestas inmediatas sobre si alguien está infectado con coronavirus y, en teoría, podrían producirse en masa para uso doméstico. Sin embargo, es probable que estos no reemplacen las pruebas de PCR, que son las más confiables, pero serían un buen