Tiempo de Lectura: 2 minutos

Antes de encontrarnos en esta situación sanitaria, las visitas al médico eran un deber recurrente o parte de la rutina en la vida de las personas, más aún para aquellos que padecen alguna patología o enfermedad que requiera cierto seguimiento.

Pero, bajo la situación actual, se ha alentado a los pacientes a consultar desde su hogar, antes de realizar una visita al médico o un examen que no sea de urgencia. Y esto, sumado a que las personas temen acudir a los hospitales y consultorios por riesgo a contagiarse de coronavirus, genera una conducta que puede tener consecuencias muy graves para los pacientes y para el sistema de salud.

Este temor que presentan las personas, lleva a que pasen por alto algún síntoma o control que es necesario hacerse. Las consultas se han reducido al mínimo, un 10% de lo habitual, y aquellos que podrían ser atendidos de manera temprana para ganarle tiempo a la progresión de los síntomas, prefieren no salir de casa ante el miedo a la infección.

Cabe destacar que los hospitales, clínicas, consultorios médicos y odontológicos, tienen implementadas medidas estrictas de bioseguridad. Todos los pacientes sospechosos de COVID-19 se identifican, se aíslan y no tienen contacto con personas con otras enfermedades.

Dicho esto, todas las personas que tengan controles médicos importantes o tengan un síntoma que requiera de una atención prioritaria o de urgencias, deben consultar.

Qué consultas no se pueden dejar pasar

Las enfermedades cardiovasculares son la causa de mortalidad más frecuente en Uruguay.

Cualquier síntoma cardiovascular puede ser una afección importante, tanto para los pacientes cardíacos como para quienes no lo son.

Los síntomas a los que debemos estar atentos son:

  • Dolor en el pecho
  • Fatiga
  • Edemas de miembros inferiores
  • Hipertensión arterial
  • Taquicardia o palpitaciones

Si hablamos de un paciente cardíaco al cual se le realizó un tratamiento, el control es algo que no debe dejar pasar.

En Estados Unidos se estima que los episodios agudos bajaron un 40%, lo que lleva a los profesionales a pensar que en realidad esos episodios existieron, pero no fueron tratados.

Las personas que padecen de diabetes, deben consultar por heridas o procesos infecciosos en cualquier lugar del cuerpo. Es necesario que continúen con el control periódico y todas las indicaciones que dé el médico tratante.

Las mujeres embarazadas deben seguir con los controles para garantizar que la salud materno infantil. No debe saltearse ninguna instancia de control.

Los chicos también deben seguir sus controles de acuerdo a lo pactado con el médico tratante. Para aquellos que sufren de alguna patología o trastorno, no deben suspender su tratamiento. Además, tal vez necesiten una contención extra a nivel de salud mental por los efectos deletéreos del confinamiento.

Los casos de pacientes neurológicos u oncológicos requieren controles periódicos a los cuales se debe asistir, ya que la falta de control puede derivar en la agravación de los síntomas o de la patología.

Recordemos que nuestra salud es la mejor defensa contra el coronavirus, y que prevenir es cuidarte.