Cuidado de la incisión después de la cirugía | Alcance

Cuidado de la incisión después de la cirugía

Luego de una cirugía, es importante cuidar la incisión durante todo el tiempo mientras sana. ¿Por qué? Una incisión cuidada correctamente hace que disminuya la formación de cicatrices, ayude a evitar el dolor o las molestias y ayude a reducir el riesgo de problemas como las infecciones.

Una vez que el médico haya realizado puntos de sutura, grapas, pegamento para tejido o tiras adhesivas para cerrar la incisión, debemos mantener la zona limpia, cambiar el vendaje, según las instrucciones del médico y prestar atención a las señales de infección.

Primero que nada, debemos:

  • Consultar por cuánto tiempo debemos mantener la zona seca.
  • Observar la incisión todos los días y verifique si hay señales de infección.
  • Cambiar el vendaje con la frecuencia que el médico lo indique.

Lo que debemos evitar hacer:

  • Rascar o frotar las incisiones.
  • Retirar las tiras adhesivas de las incisiones a menos que el médico lo indique.
  • Utilizar loción ni talco en las incisiones.
  • Exponer las incisiones a la luz solar.
  • Bañarse a menos que se pueda mantener la incisión seca. En cambio, se puede hacer duchas o baños con esponja hasta que el médico indique que podemos bañarnos. A la hora de la ducha, cubrir el vendaje con una bolsa de plástico o usar otro método para mantenerlo seco.

Pasos para cambiar el vendaje

  1. Preparar los suministros abriendo los paquetes de gasa y cortando tiras adhesivas nuevas.
  2. Lavarse y secarse las manos.
  3. Aflojar la cinta alrededor del vendaje anterior.
  4. Retirar el vendaje anterior.
  5. Limpiar la incisión si el médico se lo indicó.
  6. Inspeccionar la incisión para detectar señales de infección.
  7. Sostener una almohadilla de gasa estéril, limpiar por la punta y colocarla sobre la incisión.
  8. Poner cinta sobre las cuatro partes laterales de la almohadilla de gasa.
  9. Poner toda la basura en una bolsa de plástico.
  10. Sellar la bolsa de plástico y desecharla.
  11. Lavarse las manos nuevamente.

Para el lavado de la incisión

  • Lavarla suavemente con agua y jabón para retirar la costra.
  • No se recomienda frotar ni empape la herida.
  • No se recomienda usar alcohol isopropílico (de frotar), peróxido de hidrógeno ni yodo, que pueden dañar el tejido y retrasar la curación de la herida.
  • Secar la incisión al aire o con golpecitos suaves usando una toalla limpia antes de volver a aplicar el vendaje.

¿En qué casos consultar con el médico?

  • Secreción amarilla o verde en aumento.
  • Cambio en el olor de la secreción.
  • Cambio en el tamaño de la incisión.
  • Enrojecimiento o endurecimiento de la zona que la rodea.
  • La incisión está caliente al tacto.
  • Fiebre.
  • Dolor inusual o en aumento.
  • Sangrado excesivo que ha empapado el vendaje.