Tiempo de Lectura: 2 minutos

Una quemadura por el sol es el enrojecimiento de la piel que ocurre después de una sobreexposición al sol o a otra luz ultravioleta.

Es posible que los primeros signos de una quemadura solar no aparezcan durante unas cuantas horas. El efecto total para la piel puede tardar en aparecer 24 horas o más. Los posibles síntomas incluyen:

  • Piel roja y sensible que está caliente al tacto
  • Ampollas que aparecen de horas a días después
  • Reacciones graves (algunas veces llamadas alergia solar), incluyendo fiebre, escalofríos, náuseas o erupción cutánea
  • Peladura de la piel en áreas quemadas por el sol varios días después de la quemadura solar

Es importante tener en cuenta que:

  • La exposición al sol sin protección causa envejecimiento prematuro y cáncer de piel.
  • La exposición al sol puede causar quemaduras de primero y segundo grado.
  • El cáncer de piel por lo regular aparece en la adultez. Pero es causado por la exposición al sol y quemaduras solares que empezaron temprano en la niñez.
  • Los bebés y niños son muy sensibles a los efectos quemantes del sol.
  • Los rayos del sol son más fuertes durante las horas de 10:00 de la mañana a 4:00 de la tarde.
  • Las lámparas de sol pueden causar una quemadura solar grave.

Si sufriste una quemadura por el sol

  • Tomá un baño o una ducha fría o colocá trapos frescos y húmedos sobre la quemadura.
  • Si se presentan ampollas, los vendajes secos pueden ayudar a prevenir la infección.
  • Si la piel no presenta ampollas, se puede aplicar una crema humectante para aliviar la molestia.
  • Las cremas con vitamina C y E pueden ayudar a reducir el daño a las células de la piel.
  • Se debe usar ropa holgada y de algodón.
  • Beber mucha agua.

Para prevenir las quemaduras solares se puede:

  • Utilizar un protector solar de amplio espectro con un factor de protección solar (FPS) de 30 o superior.
  • Aplicar una cantidad abundante de protector solar para cubrir por completo la piel expuesta. Repetirlo nuevamente cada 2 horas o con la frecuencia que indique la etiqueta.
  • Aplicar protector solar nuevamente luego de nadar o sudar e incluso en días nublados.
  • Utilizar un protector labial que proteja del sol.
  • Utilizar un sombrero de ala ancha y otras prendas que lo protejan. La ropa de colores claros es más eficiente para reflejar el sol.
  • Alejarse del sol durante las horas en las que los rayos solares son más intensos, entre las 10:00 a.m. y las 4:00 p.m.
  • Utilizar gafas de sol con protección de rayos UV.