Recomendaciones para evitar los accidentes con niños en el hogar | Alcance

Recomendaciones para evitar los accidentes con niños en el hogar

En tiempos de cuarentena, donde el aislamiento y el encierro obligan a que la gente pase más tiempo dentro de sus hogares, se generó, por lógica, un aumento de los accidentes domésticos, y como consecuencia determinó que los padres deban estar más atentos y alertas en lo que concierne a sus hijos con el fin de disminuir las posibilidades de que este tipo de incidentes ocurran.

A continuación, una guía para conocer cuáles son los accidentes domésticos más comunes entre los niños, y una serie de consejos útiles para poner en práctica.

¿Cuáles son los accidentes domésticos más frecuentes entre los niños?

La inquietud de los chicos es normal y no es novedad, pero el confinamiento determina que esta conducta se incremente y con ella su peligrosidad. Por esta razón,  es importante que los padres extremen los cuidados y tomen precauciones con el objetivo de garantizar mayor seguridad a sus hijos.

Las estadísticas demuestran que los niños de hasta cuatro años sufren la mayor parte de los accidentes dentro de sus hogares. Entre las contingencias más recurrentes figuran las quemaduras, los cortes, las caídas, la asfixia, la ingesta de productos tóxicos o medicamentos y las descargas eléctricas. Accidentes que pueden ser evitados si se toman medidas preventivas.

Tips para evitar caídas

La curiosidad infantil, la necesidad de familiarizarse con el entorno, así como la falta de consciencia sobre el  peligro provocan que los niños estén más expuestos a caer de forma abrupta al piso u otras superficies, y sufrir traumatismos de diversa gravedad. Por eso es importante estar atentos a ciertos asuntos si hay niños en casa:  

  • Mantener el suelo libre de obstáculos para que puedan moverse con libertad.
  • Evitar las superficies resbaladizas que podrían hacerlos perder el equilibrio.
  • Colocar alfombras o antideslizantes en la ducha con el fin de que no tropiecen.
  • Si la casa tiene escaleras, procurar que todo el tramo conste de barandas y pasamanos.
  • Asegurar las ventanas que estén a menos de un metro del suelo con barandas, rejas o barrotes.
  • Tener un sistema de bloqueo que imposibilite al niño la opción de abrir puertas, balcones y ventanas.
  • Rediseñar el mobiliario y otros productos dirigidos a dicha franja etaria, como cunas, cambiadores, andadores o equipamiento recreativo.
  • Evitar que los niños suban a los muebles y permanezcan de pie sobre estos durante mucho tiempo.  
  • Fijar las estanterías con firmeza a la pared.

Ideas para evitar las quemaduras

La curiosidad hará que los más pequeños busquen explorar objetos nuevos, así como ganas de jugar con fuego o tocar superficies calientes que podrían causarles quemaduras y lesiones graves. Aquí ciertos consejos a fin de esquivar dichas situaciones: 

  • Separar la cocina de otras áreas de la vivienda, o alejar a los niños de este sitio de la casa, así como de la zona donde se plancha.
  • Evitar salpicar cuando se cocina usando las tapas pertinentes mientras se preparan los alimentos, y así disminuir el riesgo a que introduzcan sus manos.
  • Los mangos de los sartenes y las cacerolas no deben sobresalir del mueble de la cocina porque el niño podría pecharlo o tocarlo sin querer.
  • Ubicar los objetos calientes o con llamas vivas lejos del alcance de los más pequeños.
  • Impedir que los niños jueguen con fósforos y encendedores.

Planes para evitar descargas eléctricas

Se insta a que:

  • No se conecten aparatos que estén mojados.
  • Enseñar a los más chicos que no deben tocar los artefactos eléctricos descalzos, ni siquiera si el suelo está seco.
  • Evitar tener estufas eléctricas, tomas de corriente y enchufes al alcance de la mano de los más chicos de la casa en el baño.
  • No usar enchufes giratorios o de enclavamiento profundo.

Consejos para evitar intoxicaciones, alergias e irritaciones

La inhalación o ingesta de una sustancia tóxica de forma involuntaria es algo que puede suceder en el hogar, debido a que los niños exploran, tocan y se llevan a la boca todo cuanto tienen al alcance de la mano. Por este motivo es preciso tomar ciertos recaudos:

  • Retirar del entorno medicamentos, productos de limpieza, de jardinería o insecticidas con el fin de que dejen de estar al alcance de los niños. Los adultos deben procurar guardarlos en un lugar seguro donde los más pequeños no accedan. Si es posible, se deben poner bajo llave.
  • No almacenar de forma conjunta productos alimenticios con otros que resulten tóxicos.
  • No permanecer en habitaciones donde se hayan colocado insecticidas por un tiempo prudencial, ni en espacios recién pintados o barnizados hasta que el olor a disolvente no se haya ido.
  • Evitar usar estufas en los dormitorios.
  • Cerrar la llave de paso siempre que se termine de usar el gas.

Estrategias para evitar las heridas

Los cortes figuran entre las lesiones más frecuentes que los pequeños pueden sufrir en sus casas. Es posible tomar precauciones para evitarlas:

  • Procurar mantener fuera del alcance de los niños aquellos objetos que presenten superficies o aristas vivas, como cuchillos, aspas del ventilador, trituradora, cuchillas de afeitar, agujas de coser, tijeras, etc.
  • Colocar las herramientas en cajones con las puntas o elementos cortantes hacia dentro, al igual que los cuchillos si están en un escurridor.
  • Revisar si hay platos o vasos rotos para eliminarlos.
  • Ubicar las plantas punzantes lejos del alcance de los pequeños.